“Aquí la terapia es abierta”

- Espacio para publicidad -
   

“Llegamos la tarde del 11 de febrero de 2018 a la guardia del Hospital Italiano y nos encontramos con un diagnóstico inesperado: ACV por una malformación cerebral. Sí, mi hijo Matías de tan solo 23 años con ese cuadro. De inmediato escuché que lo mandaban a terapia intensiva y comencé a llorar.

¿Cómo dejarlo solo o entrar tan solo por un rato al día a verlo? Sentí una mano en mi hombro y las mejores palabras que pude escuchar en ese instante de tanto dolor: “Aquí, la terapia es abierta. Vas a poder estar con él las 24 horas, mimarlo, cuidarlo, atenderlo y ayudarlo”

Fue así como pasamos largos meses de lucha, operaciones, embolizaciones, drenajes, punciones, tomografías… pero juntos, muy juntos como familia.

Pasamos por trasplante y creo que por estudios en casi todas las habitaciones, conocimos monitores que aprendimos a manejar, respiradores que de solo escucharlos sabíamos si mi hijo tenía apneas, sondas nasogástricas… siempre acompañados de ángeles de la guarda como yo llamo a los enfermeros y médicos. Porque para ellos no fuimos un número más sino Matías y familia.

Maty estuvo mal, muy mal, y como madre recibí siempre ese abrazo, esa contención, el aliento continuo y un amor incondicional.

La mirada y la palabra sabia del Dr. Mateo Baccanelli, que en la primera noche me dijo que rezara, porque Dios a las mamás las escuchaba. Junto con él, los doctores Sebas, Fernando, Pedro, Sabri, Nicolás, Emily, Daniela y Peralta, San Román, que hoy se emociona cuando ve a mi hijo caminar por los pasillos, como si Terapia fuera su casa. Mi agradecimiento también a cada uno de los enfermeros; Anita, Nadia, Silvi, Lili, Luz, Inés. Y junto con este equipo, la familia, los amigos, con los que salimos a la cancha y ganamos el partido.

Gracias a todos, gracias a ese equipo, gracias Terapia Abierta porque sin ustedes no podríamos haberlo logrado.

Hoy Matías recorre el hospital abrazando a quien se le cruce y agradece… siempre agradece. Dios los bendiga, queridos ángeles de la guarda”

Analía, la mamá de Matías Valle.

6 Comentarios

  1. Cuando uno se encuentra en coma inducido, nunca se sabe con certeza que le ocurre al paciente por dentro de su mente. En mi experiencia, la terapia abierta del hospital italiano me ayudó a nunca despegarme de mis seres queridos. Luego de despertar, recordaba sueños y en todos ellos habían estado presentes quienes me habian visitado horas, minutos. Cuando permaneci despierta en terapia mi familia siempre estuvo ahi. Mi mamá durante el desayuno, luego ayudando a los enfermeros a bañarme. Cuando comencé a comer, vaya a saber quien le permitió traerme comida de afuera, pero lo hizo y pude comer comida preparada con todo su amor para recuperarme. Mi papá, cuando yo intentaba pasar todo el dia y noche sin respirador, al lado mío ayudándome a que me relaje para que no me vuelvan a conectar. Haciendome mimos en la cabeza hasta que me duerma, 12 de la noche. Increible la posibilidad de acompañamiento. Mientras ellos descansaban, venian familiares, amigos. Jamas sola. La presencia de los profesionales tambien impecable. Super amables, cada uno distinto en su trato, con su humor, sus tecnicas. Eternamente agradecida!

  2. TODOS NOSOTROS DESDE DONDE ESTUVIERAMOS , REZAMOS POR MATY , POR EL ,POR SU FAMILIA , POR EL AMIGO QUE TENEMOS EL PAPA DE ESTE GRAN HIJO .-
    ALEGRIA ME DA LEER ESTO Y FELICIDAD DE SABER QUE ESTAN CADA VEZ MEJOR .-

  3. Muchas gracias a todos los medicos, enfermeros, seguridad y los de la comida, durante casi todo el 2018 fueron mi casa, mis amigos o novia se preguntan porque sigo yendo a visitar a la terapia que es un lugar donde la pase tan mal y la verdad es que cuando estuve tan mal no lo recuerdo y cuando me despertaron del coma corrian todos en el mínimo dolor que tenia, si queria un te a la madrugada porque no podia dormir me daban agua caliente.. asi que no, no me hace mal ir a la terapia, es lindo ver como la gente que me ayudo tanto y ayuda a miles de personas por dia se emocionan por verme caminar nuevamente o los avances que logre.. muchas gracias hospital italiano! Los quiero, Matias Valles

  4. Exelente profesionales . Felicidades Lic Ana Diaz a quien tuve el honor de conocer , exelente ser humano y profesional.

  5. Gracias Analia…… la mama de Matias Valle. Comparto todo lo relatado. Estuve ahi. Senti lo mismo que Matias. Gracias a los médicos y a todos los enfermeros que siempre estaban conmigo. Gracias al hospital por esa terapia abierta. Una maravilla. Familia y amigos siempre cerca. Caminé por esos mismos pasillos y saludé a todos igual que Matias. Y nunca uno es un numero. Yo era y soy Carlitos y familia. Y qué lindo final… Dios los bendiga, queridos Angeles de la guarda. Los quiero mucho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here