Feliz primavera con salud y ejercicio al aire libre

- Espacio para publicidad -
   

¡La primavera! Hermosa estación, las flores nacen, los pájaros cantan, el sol brilla y la vitalidad se siente en el aire. Felicidad. Los días son más largos y ya no hace frío, el clima nos motiva a salir y a movernos, tenemos con más ganas y energía. Siguiendo el ritmo de la naturaleza dejamos de hibernar y estamos listos para nuevos objetivos y salir con toda la fuerza. Nos juntamos con amigos, paseamos al aire libre, nos acostamos más tarde, estamos más activos y sociables.

La estación del año más esperada, pero también la que genera más sentimientos encontrados.

Ansiedad. Comenzamos una cuenta regresiva (en todos los sentidos) hacia el verano, mejor dicho hacia la malla. Inconscientemente, sabemos que tenemos poco tiempo pero nos embarcamos en una cruzada por “el cuerpo del verano”. Dietas locas y restrictivas; sacamos de nuestra dieta las harinas, azucares, lácteos, grasas, y básicamente nos alimentamos de aire y es ahí donde el hambre es el plato central y el atracón, el postre. Miles de horas de gimnasio y entrenamiento donde el disfrute es olvidado. El ejercicio es una especie de castigo por todo lo que comimos y la balanza es nuestro coach. Nos olvidamos que tenemos un cuerpo todo el año y a costa de nuestro más preciado bien, la salud, hacemos literalmente lo que sea por ver algún tipo de resultado luego de dos meses.

Depresión. Caemos en la cuenta que a pesar de nuestros mejores esfuerzos (de dos meses o menos) no llegamos a nuestro objetivo, nos vemos y no nos gusta.  El cuerpo es muy amable con nosotros, le exigimos demasiado en poco tiempo y de la manera menos saludable y así y todo da señales de responder, pero obviamente no es suficiente.

Aceptación… ¿Abandono? Tiramos la toalla, estamos cansados y con hambre. Nuestro objetivo se ve muy lejano, volvemos a lo de siempre y el ciclo en unos meses vuelve a empezar.

¿Algo de esto te resulta conocido? Creo que sí, porque a todos en mayor o menor medida nos pasa lo mismo.

Bien. ¿Hasta acá viene medio depre el asunto, no? Vamos entonces por las buenas noticias.

Creo que la primavera es un buen incentivo para empezar, tal vez sea un incentivo más bien estético pero nos sirve para empezar. Para el primer envión es una época del año ideal para renovar fuerzas y metas por conseguir. Tenemos un segundo aire y nos sentimos más enérgicos. Es momento para iniciar un cambio, real, verdadero, saludable y alcanzable.

No se trata de elegir dietas o de realizar una actividad física que no nos guste pero que “quema muchas calorías”. Hablo de lo nos haga sentir bien en todos los sentidos, física, mental y anímico. Ya coleccionamos muchas obligaciones y presiones para seguir sumando más.

En cuanto a la alimentación, sugiero ver a un/a nutricionista que trabaje bien. Si no te mide y saca una hoja de papel con un plan igual para todos, andate. Busca uno que realice todas las medidas antropométricas y que después de evaluar esos resultados, tus gustos, tus actividades cotidianas, tu gasto energético planifique un plan nutricional acorde a vos, que te motive y acompañe durante todo el proceso.

Respecto a la actividad física, elegí la actividad que más te guste o que disfrutes porque así podrás sostenerla todo el año (si todo el año, no hay magia ni resultados express), y de esa forma llegarán los resultados. En cuanto a la frecuencia semanal hay que ponerse objetivos posibles. A todos nos gustaría entrenar cuatro veces por semana pero es mejor optar por algo que realmente podamos encajar en medio de todas nuestras obligaciones laborales y familiares. La combinación de ejercicio de fuerza y aeróbico es ideal pero repito, hay que elegir lo que realmente agrade.

El ejercicio físico tiene un impacto directo en todos los aspectos de la vida. Mejora la movilidad y rendimiento, se está más enérgico, creativo y proactivo, incrementa el rendimiento laboral y en las tareas domésticas, mejora la conciliación del sueño nocturno, el humor y la autoestima.

El binomio nutrición y actividad física es un combo explosivo de salud. Y si a eso se le suma buenos vínculos y un descanso adecuado, tu energía se dispara hacia arriba.

Así que, aprovechemos esta hermosa época. Que sea luminosa en todos los sentidos para sentir realmente una Feliz Primavera.

Laura Michi

Profesora Nacional de Educación Física

Instagram: @michi_laura

Facebook: Prof. Laura Michi – Salud, Fitness, Entrenamiento

Foto: Nicolas Doherty. Unsplash

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here