Formación y capacitación continua en UCI: ¿Beneficio o sobrecarga laboral?

Una de las Jornadas del Simposio organizado por la FCCHI en abril de este año. La autora fue una de las expositoras.
- Espacio para publicidad -
   

Me pidieron que desarrolle este tema en el último simposio de la Fundación de Cuidados Críticos del Hospital Italiano durante el pasado mes de abril. Año tras año, dicho evento se supera en nivel académico y número de asistentes y es por eso que  al respecto quiero transmitirles puntos claves. ¿Por qué? Porque es una cuestión que preocupa a los gestores en el sentido de cómo hacemos para que la capacitación en las instituciones sea atractiva y no en vano el esfuerzo que educador y educando realizan en muchas unidades de cuidados intensivos.

Introducción

Según la Real Academia de la Lengua Española, el término formación significa la acción o efecto de formar o formarse, en tanto que la palabra continuada quiere decir proseguir lo comenzado.

En 1970, la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió a la formación continuada como: “la que sigue un profesional después de finalizar su formación básica (o de cualquier formación de especialización) con el fin de mantener y/o mejorar su competencia profesional”. La formación se realiza con el fin de capacitarnos pero, ¿sabemos realmente qué significa capacitar o “ser capaz”?. Capacidad es saber actuar responsablemente y con conocimiento. Implica movilizar, integrar conocimientos, recursos y habilidades, agrega valor económico a la organización además de sumar valor social al individuo.

Estudios de consenso multinacionales coinciden en que el trabajo en UCI es complejo y dinámico, con tareas compartidas y actividades que se superponen. Por este motivo es esencial la colaboración bien estructurada entre médicos, enfermeras y demás profesionales que trabajan en una UCI, sumado a la complejidad de las recorridas interdisciplinarias y la transmisión de información importante que habitualmente manejamos. Esto último hace que la formación es exigida por el medio, siendo esencial para estar a la altura de un equipo interdisciplinario.

Quienes realizamos terapia intensiva desde hace muchos años sabemos que en el pasado, el objetivo principal de nuestro cuidado era “cuidar y soportar hasta que el paciente se recupere”. Pero en la actualidad, el objetivo principal se basa en “cuidar y prevenir el daño que hacemos nosotros mismos”, donde además de preservar todo el cuerpo de nuestros pacientes debemos hacerlo con su mente y sus afectos.

Los cuidados intensivos han cambiado. ¿Se lo imaginaron alguna vez?:

• Pacientes en AVM despiertos y colaboradores

• Una terapia intensiva centrada en el paciente y la familia

• Cuidados intensivos basados en prácticas del equipo interprofesional

• Pacientes caminando en ventilación mecánica

• Familias al lado del paciente todo el día en la UCI

• Tener que salir de la UCI a continuar los cuidados

• Brindar cuidados paliativos en UCI

• Tener que volvernos más “humanos”

Cambios que necesitan formación en servicio

• Sedación consciente

• Cuidados humanizados

• Terapias intensivas abiertas

• UCI sin paredes

• Cuidados paliativos en UCI

• Cuidados al final de la vida

Muchos de estos temas aún no son parte de la formación de grado y se encuentran en pleno desarrollo en nuestras unidades de cuidados intensivos.

Todo tiempo pasado fue peor

Antes Ahora
-No se nos exigía una formación altamente cualificada en el puesto que íbamos a desempeñar -Aprendemos y desaprendemos a la velocidad de un rayo
-No existía la formación específica -La información llega a caudales; si n  la procesamos, difícil digerirla
-El tiempo era el formador -Se exige formación específica y de calidad
-Se desconocía el concepto de competitividad, de objetivos, de resultado, etc.

 

Habitualmente tendemos a vivir pensando que antes todo era mejor, lo que nos impide el crecimiento y la evolución. El pasado no vuelve y el futuro siempre nos da una oportunidad para mejorar. Es por eso siempre me repito la frase “TODO TIEMPO PASADO FUE PEOR”. Pensarlo así me ha permitido disfrutar la actualidad y entender que todo puede mejorar. No significa esto que el pasado fue malo, sino que gracias a ese pasado podemos ser cada día un poco mejores. Para esto les desarrollo un cuadro comparativo:

Los programas educativos también cambiaron y en muchas instituciones deben cambiar, como lo muestra la siguiente tabla:

¿Debo a apostar y participar de la capacitación continua?

• Sí, porque es un medio de garantizar un nivel óptimo de calidad en la atención

• Sí, porque es una necesidad imprescindible para la excelencia en el cuidado

• Sí, porque es un instrumento de poder, de cambio cultural, de actualización de conocimientos, de mejora y de realización personal.

• En cuanto a la opinión de las enfermeras, los resultados de estudios observacionales demuestran que el 99% creían que la formación, tanto previa a trabajar en UCI como continuada, era imprescindible en tanto que el 73% opinaban que eran necesarios de 2 a 3 años de ejercicio profesional para conseguir dominio y seguridad en el trabajo.

La mejora en las habilidades profesionales se encuentra siempre en el foco de atención de enfermeros y administradores. El personal de enfermería representa, en términos cuantitativos, una parcela significativa de los recursos humanos asignados en las instituciones. Interfiere directamente en la eficacia, en la calidad y costo

En ese sentido, la movilización de habilidades en enfermería podrá reflejarse significativamente en los resultados logrados por las instituciones de salud.

 Un estudio publicado en Journal of the American Medical Association (JAMA) en 2003 por Linda Aiken compara el nivel educativo de las enfermeras con la mortalidad de pacientes quirúrgicos y nos otorga algunos datos de importancia:

• Un estudio proporciona la primera evidencia empírica de que el empleo hospitalario de enfermeras licenciadas y de grados superiores se asocia con mejores resultados en los pacientes.

• Pacientes quirúrgicos atendidos en hospitales con enfermeras especializadas experimentaron una ventaja de supervivencia sustancial sobre los tratados en hospitales en los que menos enfermeras tenían títulos superiores.

Este es sólo un ejemplo de múltiples trabajos que concluyen que los buenos resultados se relacionan con la formación del personal de enfermería

¿Que se necesita para realizar capacitación continua?

• Recursos humanos, personal  interno que prepare los temas

• Estos temas deberían prepararlos dentro de su jornada laboral o si no en parte.

• Recursos materiales

• Recursos financieros: ¿el hospital cuenta con un presupuesto destinado a la financiación de las actividades de la formación continuada?

Objetivos de la capacitación continua

• No pretender sólo un aumento de los conocimientos

• Provocar un cambio en las actitudes y adquisición de valores que mejoren la práctica profesional.

• Contribuir al desarrollo profesional de todos sus trabajadores, así como el cumplimiento de los objetivos institucionales.

Para realizar un plan, realizar un análisis de la situación anual para conocer los recursos humanos y materiales, que se precisan y contrastarlos con los recursos disponibles

Beneficios de la capacitación continua.  Todo empezó con un “quiero estudiar enfermería”

• Ayuda al trabajador a aprender sus tareas, garantizando su correcta ejecución.

• Permite mejorar el valor del propio personal.

• Facilita una adecuada reacción hacia el cambio

• Garantiza una mayor flexibilidad y capacidad de adaptación

• Mejora el estado de ánimo de los trabajadores al crear un clima más positivo

• Permite ofrecer unas condiciones laborales favorables, con retención del personal existente y atracción de buenos profesionales externos.

• Beneficios personales como el perfeccionamiento de la persona, el desarrollo de los propios intereses y la posibilidad de promoción

• También proporciona beneficios sociales en la creación de una fuerza  laboral eficaz y competitiva de las profesiones

¿Qué nos hace bien a los enfermeros?

• Los profesionales se hallan satisfechos con los factores  de estatus y promoción profesional.

• La insatisfacción laboral tiene que ver con la relación interpersonal con los compañeros, la competencia profesional y la monotonía laboral.

• Aunque entre el 39% y el 61% de las enfermeras habían elegido voluntariamente UCI, la mayoría, (55%-82%) no se trasladarían a otro servicio. Lamentablemente, muchas veces no nos permiten elegir el servicio donde nos gustaría desarrollarnos pero aparentemente seguimos siendo una especialidad atractiva.

¿Qué reclama enfermería de la capacitación continua?

• Que existe un déficit en el nivel de información

• Que falta difusión de los grupos de trabajo

• Que perdura un gran desconocimiento del recurso bibliográfico

• Que existen cursos demasiado generales y cortos

• Que hay un gran desconocimiento de la metodología global del trabajo enfermero en el área

Pensemos en nuestro trabajo. Si coincidimos en estos puntos es hora de que escuchen a los que deben ser formados, que sepamos siempre qué esperan de enfermería y cuáles son nuestras competencias e incumbencias.

Un artículo de la revista Latino Am Enfermagen, de Junio de 2015, habla sobre la formación académica del profesional de enfermería y su adecuación al puesto de trabajo. Una encuesta concluye que:

• El 53.8% de las enfermeras consideran que la formación recibida no se adecúa a las necesidades de su puesto de trabajo.

• El 94,2% refiere que la formación académica vinculada al puesto de trabajo repercute en la calidad de los cuidados prestados.

• Los profesionales en enfermería consideran necesario adecuar la formación continuada al puesto de trabajo y a su trayectoria profesional.

Los gestores deben siempre recordar que la satisfacción laboral está íntimamente relacionada con la calidad de atención y así lo muestra un artículo al respecto, que compara estos dos conceptos (satisfacción laboral y calidad de atención):

• Los hombres y el personal de turno vespertino mostraron mayores índices de satisfacción.

• El 50% de los usuarios encuestados considera insuficiente la calidad de atención recibida.

• La satisfacción laboral tiene relación con aspectos de desarrollo, capacitación y actualización para el desempeño; así como condiciones laborales.

• A mayor satisfacción laboral hay una mayor calidad de atención por parte del personal de enfermería y por lo tanto, satisfacción del paciente.

“la satisfacción del empleado influye sobre la del cliente”

Pero a la vez y cómo podemos ver en la siguiente tabla, enfermería reclama oportunidades de promoción como motivo de insatisfacción y dentro de esa problemática manifiestan la formación inadecuada

Propuestas para no fracasar en la capacitación continua

• Mejorar los canales de información de las actividades de formación

• Difundir la actividad de los grupos de trabajo de enfermería

• Incentivar los trabajos de investigación y la asistencia a congresos

• Realizar los cursos generales de larga duración

• Fomentar la formación en servicio a través de cursos monográficos

• Establecer circuitos de comunicación ínter centros sobre actividades de la unidad de formación

¿Que cambios necesitaríamos para que la capacitación continua sea atrayente?

• La formación de adultos ha de experimentar cambios en su metodología.

• Más creatividad, lo que fomenta la expresión, la reflexión y la crítica.

• El profesional tiene que preguntarse por la validez de sus conocimientos

• Ha de identificar qué es lo que necesita

• Buscar soluciones a los problemas que vive día a día.

• Ha de ver la necesidad de hacer cambios en sus actuaciones (desaprender) y ser consciente de la dificultad que eso comporta.

Hemos de favorecer procesos de formación que pongan el énfasis en la importancia del grupo

¿Cuáles son los inconvenientes a la hora de capacitarnos?

• La falta de planeación y de evaluación de gran parte de las actividades de educación continua

• Una oferta de cursos de educación continua que en ocasiones no corresponde ni a los requerimientos de los diferentes sectores y tampoco a los avances científicos/tecnológicos

Poca relación entre oferta recibida y necesidades sentidas

• Los más preparados se van a hacer otras cosas

• Los más calificados se la pasan enseñando a otros

• Pocas enfermeras aportan al saber científico profesional por falta de tiempo.

• Los conocimientos de enfermería sobre cómo aliviar el dolor aumentar el confort del paciente. Promover el descanso y el sueño, enseñar a los pacientes todo lo relativo a la salud y la enfermedad

• Programas de estudio con aportes de la medicina o de otras disciplinas

Dentro de las barreras para cumplir con los programas de capacitación que manifiestan los enfermeros se encuentran la incompatibilidad con el horario, falta de tiempo, los gastos económicos, el contenido del curso y la carga familiar.

Barreras a derribar por parte de enfermería

• Miedo de que como consecuencia de la formación me exijan más

• Creencia que me van a aumentar el salario a corto plazo

• Oposición de los jefes para prescindir de su personal para la asistencia a las actividades formativas

• No implicación de los jefes, los que deben estar al lado de su personal acompañando y colaborando

• Miedo de los participantes de no cumplir las expectativas puestas por la empresa

• Desconfianza de los jefes y participantes en la utilidad de la acción formativa.

• Resistencia de los participantes a la aplicación de técnicas innovadoras y miedo al cambio

Gestión por procesos de la capacitación continua

• Identificar los destinatarios del proceso

• Conocer sus necesidades y expectativas

• Definir la calidad del servicio que se desea prestar

• Coordinar las actividades de las diferentes unidades funcionales que intervienen en el proceso

• Eliminar actuaciones innecesarias o erróneas que no aporten ningún valor añadido al servicio

• Conocer el consumo de recursos

• Definir una estructura de indicadores que permitan verificar la eficacia y eficiencia conseguidas y detectar oportunidades de mejora

Detalles a tener en cuenta cuando los gestores planifican un programa de formación o educación continua

• Realizarlo en diferentes horarios

• Horarios flexibles o que se compaginen con la vida laboral y personal

• Variedad en días de la semana para que no coincidan con francos

• Repetir las sesiones el máximo de número de turnos, compatibles con las jornadas de noche que se deben llevar el conocimiento.

• Promoción de más formación continuada, fomentar conocimientos actuales y más relevantes de tu unidad, sugerencias del personal

• Dar título o créditos por asistir, acreditar la asistencia  y la participación

• Proporcionar días o noches para asistir a cursos

• En el caso que se puedan llevar a cabo dentro del horario laboral, cubrir a las personas que van a los cursos

• Que sean gratuitos

• Participación más activa en la elección de temas

• Implicación de nuevos profesionales. Manifiestan que siempre son los mismos

• Presentación de póster y comunicaciones presentadas en congresos. Muchas veces quienes concurren a congresos a presentar sus trabajos no tienen la oportunidad de que sus propios compañeros conozcan sus logros y esfuerzos

• Educación sanitaria. Sesiones  de 10 minutos

• Compromiso de los supervisores para facilitar el acceso a las charlas

• Refuerzo positivo, lo que se hace se hace bien y está consensuado por el equipo

• Experiencias con otros centros e intercambio de información

• Incentivar económicamente si es posible o al menos, que no implique una inversión de dinero o tiempo extra

• Entrega de documentación y diploma por el esfuerzo

• Utilizar tiempo de trabajo para realizar trabajos

Para desarrollar esta actitud necesariamente debe haber respeto por el conocimiento previo y el reconocimiento de lo que el individuo sabe, para que pueda aprender lo que no sabe.

 Y no olvidar que todo tiempo pasado fue peor. Los tiempos han cambiado y por lo tanto, la manera en que vamos a llevar a cabo programas de capacitación o educación continua deben modernizarse con nuevas estrategias como por ejemplo:

• Grabación de sesiones que sean accesibles en Intranet para poder consultarlas

• Videoteca: Grabación de técnicas de enfermería para poder enseñar a nuevos profesionales

• Tener acceso a intervenciones quirúrgicas grabadas

• Tener opción y facilidades para poder realizar sesiones programadas sobre temas y técnicas. Si se han de realizar técnicas programadas de enfermería se podría abrir un programa de prácticas para personal interesado

• Promover sesiones de formación de relación interpersonal

• Los trabajos presentados en congresos que estén disponibles para poder consultar

• Colaboración con la escuela de enfermería.

• Conocer temarios de cursos, postgrados

• Tener facilidad para que en cada unidad haya posibilidades de contar con una biblioteca con todos los materiales de los cursos y congresos realizados

• Realizar trabajos de investigación y más promoción: premios de investigación de enfermería anuales.

• Delante de cambios en cuanto a técnicas, procesos, realizar encuestas o cuestionarios, preguntando sobre los cambios realizados para valorar si se entienden y aplican

Los gestores también deben derribar barreras para llevar a cabo adecuados programas de capacitación y formación continua, deben perder el miedo al surgimiento de nuevos líderes mejorando el trabajo en equipo, motivando, estimulando la comunicación, delegando actividades relacionados con la gestión, logrando que los enfermeros sean creativos, que se mantengan todos con los mismos principios éticos y estimulando siempre una actitud de colaboración entre los gestores y su equipo.

Todo enfermera/o debe contar con las cualidades o características que debiera tener un líder

Puntos clave

• La falta de formación fomenta la aparición de estrés

• Influye en la falta de seguridad en las actividades propias del trabajo y en la faceta personal

• El cansancio emocional en enfermería es una realidad que repercute negativamente en la motivación por la formación

• Cuanto mayor es el nivel de conocimiento mayor es el interés por la formación

• Los cursos de formación continuada han de ser acordes con el nivel de necesidades de los asistentes

• Mejora en destrezas de tipo técnico

• Se da escasa relación entre la actualización de conocimientos teórico prácticos y la mejora en el status económico y socio- laboral, al menos a corto plazo

• El interés por la formación continuada en enfermería encuentra tres áreas de proyección: el progreso profesional, la mejora en la calidad en los cuidados y el desarrollo de las habilidades de investigación

• Las dificultades para acceder a opciones de formación continuada repercuten en la calidad de los cuidados, en el interés hacia el trabajo diario y en la proyección social de la profesión y el nivel de autoestima de la profesión

• La formación debe ser entendida como un proceso que incluya las fases de planificación, gestión, ejecución y evaluación

• No se conseguirá una buena gestión sin mantener y adecuar los conocimientos de sus profesionales como tampoco sería posible ningún programa si no existe una actitud positiva por parte de ellos

• El aprendizaje no es apenas conocimiento o reconocimiento sino también opción, decisión y compromiso

• Se hace necesaria una capacitación que vaya más allá del entrenamiento técnico que prepare al individuo para lidiar con otros, que sepa crear, posicionarse, reflexionar y actuar

Es necesario conservar siempre la actitud de estar aprendiendo

Lic. en Enfermería Ana María Bejarano / Jefa de Enfermería Unidad de Cuidados Intensivos Sanatorio La Entrerriana S.A. de Paraná, Entre Ríos. Integrante de la Sociedad Entrerriana de Terapia Intensiva (SETI)

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here