Pasado, presente y futuro de la enfermería

- Espacio para publicidad -
   

En muchos países, los enfermeros dirigen sus propias clínicas, además de que diagnostican y prescriben medicamentos. Un sector importante de profesionales de la enfermería están a cargo de proyectos de investigación, supervisan el desempeño de doctores jóvenes y entrenan a los estudiantes de enfermería durante sus estudios superiores y cuando ya se inician en su profesión.

Las responsabilidades que asumen en sus puestos de trabajo y sus contribuciones al sistema de salud incluyen a pacientes en todo el arco de su ciclo vital. Estos aspectos eran impensables para quienes se capacitaban hace unos 70 años.

En un artículo recientemente publicado en el periódico inglés The Guardian, Toni Schwarz, jefe del Departamento de Enfermería y Obstetricia de la Universidad de Sheffield Hallam, pionera en la formación de enfermeras en Inglaterra, comenta que “originalmente las enfermeras eran consideradas algo así como sirvientas de los médicos, pero esos límites de acción se han movido y sus responsabilidades han crecido exponencialmente. Hemos subido el techo de cómo deberían verse los estudiantes hoy, no se trata sólo de estar al lado de la cama del paciente”.

De la segunda posguerra a hoy se han multiplicado los avances médicos y científicos y han variado los modos en que se evalúan y tratan los pacientes. En 1948, las prioridades eran el control de las infecciones o el mejoramiento de las dietas. Algo que hoy en día parece extraño es que, entonces, eran los médicos quienes medían la presión arterial, tomaban la fiebre o administraban un antibiótico. Es muy probable que, en la actualidad, una enfermera calificada llegue a tener los mismos conocimientos de un médico de mediados del siglo pasado.

El presente de las consultas médicas, que afecta directamente las prácticas y los lineamientos futuros de la enfermería, lidia con una población que vive más tiempo, con necesidades más complejas y con la detección y el seguimiento de afecciones a largo plazo, como la diabetes tipo 2.

Los especialistas prevén que en la próxima década aumenten los cuidados de los profesionales de la enfermería en los hogares de los enfermos. La flexión hacia un sistema integrado de atención sanitaria entre el hospital y la comunidad requeriría una formación que contemple habilidades clínicas más amplias y considere intervenciones en terapias complejas del control del dolor. Los hospitales, por otra parte, integran cada vez más herramientas tecnológicas que requiere una fuerza laboral altamente competente en el manejo de entornos técnicamente integrados.

 

El siglo XXI, en ésta como en la mayoría de las profesiones tradicionales y nuevas, exige una actualización permanente y una atención predispuesta a ajustarse a los cambios. Lo importante es no olvidar que se trata con cuerpos dolientes, con comunidades de afectos vulneradas por la irrupción de la enfermedad, con los miedos, las esperanzas y los temores que también definen a la criatura humana.

Profesora Elina Montes

10 Comentarios

  1. Interesante propuesta. Disiento con ese punto de «… era compensado que el enfermero del siglo XXI posea ‘casi’ los mismos conocimientos del siglo pasado. El profesional de enfermeria posee un pensamiento complejo altamente deaarrollado, la profesión del cuidar requiere poner en juego varios conocimientos a la vez, conocimiento que no es superficial. Además, la profesión del cuidar no escinde al sujeto en partes a tratar lo aborde desde el concepto de lo político, aunque personalmente prefiero el concepto de integralidad. Con una mirada totalizadora del sujeto en todo su espectro y de su medio ambiente natural.
    Significativa reflexión que sigamos ampliando el corpus de saber es científicos. Enfermería Ciencia y Arte del Cuidar

    • Hola, David: muchas gracias por tu lectura y tus comentarios. Creo, sin embargo, que se ha producido una ligera confusión, pues lo que estoy equiparando es el conocimiento actual del profesional de enfermería al del médico de antes. (“ Es muy probable que, en la actualidad, una enfermera calificada llegue a tener los mismos conocimientos de un médico de mediados del siglo pasado”). Y esto debido a una preparación cada vez más especializada y compleja del/de la enfermerx. Entiendo que ambos acordamos en que no debería haber un cuidado que atienda al cuerpo como mero mecanismo dejando de lado sus respuestas emocionales y sensibles y esa es la tarea más delicada y difícil para lxs profesionales de la salud, así como su compromiso permanente. Gracias nuevamente. Elina.

  2. Cuanta verdad, y q actualizacion.. Mas q interesante, es REAL… EN MI CASO, YO ESTOY AGRADECIDOS A TODOS LOS.ENFERMEROS, Q EN SU MOMENTO, SUPIERON ATENDER NO SOLO A MI, SINO A TODOS LOS PACIENTES DE TERAPIA INTENSIVA DE UNA MANERA TAN SERVICIAL Y HUMANA, Q NO PODIA CREERLO… ES MAS, TENDRIAN Q ESTAR, NO SE SI MAS ALTO Q LA DE UN MEDICO, PERO A LA PAR, SIN NINGUNA DUDA.
    SALUDOS.

    SEBASTIAN KIM

  3. Gracias enfermeros y enfermeras. Eternamente agradecido a todos. En un momento de mi vida muy especial supieron cuidarme y mimarme. Y tambien mucho a mi familia y amigos y eso es cuidarme a mi. Es muy bueno que esten y no dejen de capacitarse nunca. Tanto en lo profesional como en lo humano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here