Los versus de la enfermería

- Espacio para publicidad -
   

¿Por qué, muchas veces, los enfermeros somos rivales de nosotros mismos?

En nuestro país –y, obviamente, también en nuestra provincia, La Pampa, que no es una isla–   la Enfermeria atraviesa una profunda y continua falta de reconocimiento en tres aspectos: social, político y profesional.

Es difícil aceptar en la actualidad que, cuando se habla de atención sanitaria y de la prestación de servicios de salud a la población, ésta sea entendida sólo como atención médica y que se contemple como un entramado al servicio de terceros y no del paciente, olvidando que la efectividad de los tratamientos y cuidados a los enfermos se consiguen a través de la dedicación de un colectivo multiprofesional conformado por diferentes profesiones de servicio, en donde los enfermeros cumplimentamos uno de los roles más destacados.

Es necesario entender la enfermería como una ciencia dirigida al cuidado de las personas, en bien de la humanidad. Sin embargo, existe una preocupante tendencia a no visualizar la profesionalidad y la labor de las enfermeras y del resto del equipo sanitario, a la vez que se minimiza su impacto asistencial, su función social y su capacidad para producir beneficios directos en la ciudadanía.

Sin embargo, y a pesar de ello, los enfermeros logramos ir consolidándonos sobre la base de conocimientos adquiridos a través de las constantes capacitaciones y una base ética cada vez más clara y evidente. Logramos aprender a justificar nuestras acciones, logramos decidir las líneas de actuación autónoma, centrándonos en la respuesta a las necesidades de las personas relacionadas con la salud; hemos trabajado la idea de salud centrándola en el bienestar de la persona y no sólo en el enfoque de la enfermedad,

Nada  ha sido fácil para la gran comunidad de enfermería, pero lo que aún no hemos podido resolver son nuestros versus internos y nuestra competencia insana, que forman parte de una de las debilidades más evidentes que tenemos los enfermeros como comunidad, que hace que en la realidad el contexto social y sanitario emerja como un factor decisivo en nuestro posicionamiento como comunidad fuerte, unida y relevante.

¿A qué le he llamado los versus de la enfermería? Esto que nos encontramos día a día en nuestro trabajo cotidiano: enfermero vs. Enfermero; el enfermero de emergencias vs. el enfermero del interior o vs.el enfermero del centro de atención primaria de salud; el enfermero de UTI vs. el enfermero de sala o de piso; el enfermero de UCIP vs. el enfermero de pediatría… y así innumerables situaciones reales.

Ese narcisismo o egocentrismo que manejamos por trabajar en tal o cual lugar es una barrera que nos hace ubicarnos en una posición incómoda hacia los demás y nos visualiza como comunidad débil, sin unión, en donde esa barrera no es nada más y nada menos que el desconocimiento que tenemos de la función y la acción que cumple nuestro colega que trabaja en un hospital de menor complejidad, en un vacunatorio, en un CAPS, en una sala de atención primaria, en el interior o simplemente en la sala de internación de mi mismo hospital

Es necesario derribar esas barreras, conociendo lo que el colega hace, poniéndonos en su lugar, interactuando, conociéndonos y situándonos en la realidad de este proceso de salud – enfermedad que atraviesan los pacientes, que incluyen a toda la comunidad de Enfermeria desde diferentes aspectos y especialidades, sin ser necesario degradar o minimizar el trabajo, la función y la acción de mi colega y que no termina a la salida de un servicio de un hospital.

Sin embargo, el futuro es prometedor porque las enfermeras y los enfermeros, sea cual fuere el lugar de trabajo, somos muy conscientes de que tenemos las competencias necesarias para el cuidado relacionado con la salud; pero, ¿podremos derribar aquellas barreras? ¿Podremos encontrarnos en un futuro con más competencia en el campo del cuidado y la investigación y menos versus y competencia entre nosotros?

- Espacio para publicidad 2 -

Es necesario que seamos menos resistentes a las acciones colectivas, revalorizarnos a nosotros mismos y revalorizar el trabajo que desempeñamos cada uno de nosotros desde el lugar que nos toca ocupar, pues si nosotros  mismos internamente no lo hacemos nadie lo hará.

Es una situación difícil de resolver, pero no imposible.

 

Javier Piorno

Enfermero universitario

 MP 3407

Supervisor de Enfermería Fundación Faerac

Jefe de Enfermería Clínica Médica Hospital Lucio Molas

Santa Rosa, La Pampa

28 Comentarios

  1. Excelente detalle Javier.
    Debemos entender que cada uno desde su Rol, desde su especialidad, es la parte que suma un TODO en la atención de cada paciente. Siempre menciono que no alcanza solo con tener Conocimiento y Habilidades/destrezas; si no se le suma las Buenas Actitudes (compromiso, compañerismo, colaboración, responsabilidad, Respeto) no solo hacia el paciente, sino entre nosotros mismos como un gran equipo de Salud.
    Un abz.

  2. Hermosa la publicación y pasa a menudo la rivalidad que es triste porque uno tiene que ser humilde y unido para el bien del paciente. No debemos ponernos a la altura de ser competitivos debemos procurar todo lo mejor de nosotros y pedir ayuda o complementar con cosas y conocimientos para poder darle la mejor atención para ellos,nuestras atenciones. Sólo así lograremos valorar nuestra vocación de servicio atte saludos y abrazos.

  3. Excelente nota. A tener en cuenta por que es importante capacitarse en lo posible en lo que sea referida a nuestros servicios. Así cada uno desde nuestro lugar podemos defender nuestro aporte con fundamento.aceptar las sugerencias de todos es genial ya que de todos aprendemos…..de los caps….del los que realizan la atencion prehospitalaria….etc. Ojalá sigamos apostando a esta enfermería unida y capacitada

  4. Totalmente de acuerdo, enfermería es unTodo:de nada sirve ser operativamente bueno si lo que no tengo es, por ejemplo, empatia requisito fundamental de un gran enfermer@. Coincido con Javier.: revalorizarnos desde el lugar que cada uno ocupa. Seria el puntapié inicial para terminar con los VERSUS

  5. Excelente artículo. Me encanta ver que se hable de esto, de poder visibilizar y buscar erradicar estas competencias entre nosotros.

  6. Excelente artículo Javier! Hablemos más de construcción profesional colectiva, cada sector donde enfermería desarrolla su actividad es magnífica y con una relevancia social-humana enorme, tenemos que conocerlas y reconocerlas entre nosotros mismos….

  7. Es cierto Javi!! Nosotros somos nuestros propios enemigos o rivales y nos nos damos cuenta del «poder» que enfermería tiene si fuéramos más unidos. Muy bueno tu artículo la labor de enfermería en cualquier ámbito es importante!

  8. Yo lo veo del lado del paciente y tienen que revalorizar su trabajo dia a dia y capacitarse en todas las modalidades. Recuerden tambien que hoy pueden estar en una salita y mañana en una UTI del mejor hospital. O pueden ser enfermeros en un piso y mañana ser un enfermero en pediatria. No piensen en versus ni en competencias insanas. Los pacientes los necesitan unidos. Bien capacitados y trabajando en equipo.

  9. Excelente nota. También debemos luchar por un postulado de Florence Nightingale: “A los enfermeros los deben formar los enfermeros”. Otra tarea que debemos llevar adelante es cambiar el Paradigma actual: racional tecnológico (enfermero robot) por un Paradigma socio crítico (teoría humanista). Gracias por vuestro aporte!!! Saludos

  10. Para comenzar; orgullo de mis colegas pampeanos, excelente tu aporte Javier, por eso es necesario volver a los valores esenciales, aquellas actitudes como dice Juan Carlos Verardi.
    Es necesario replantear nuestra situación, hacer autocritica constructiva que nos permita dudar de nuestras actitudes, para poder dar inicio nuevamente y hacerlo con mayor fuerza de arranque. EL campo abierto a la empatia, no solo hacia persona y familia sino también a mi colega, a mi par, a mi continuidad enfermerx.
    Saludos, Muy buena Epidauro. Exitos y felicitaciones.
    Debemos tener en cuenta esta nota, que comprende una reflexión personal hacia uno mismo y hacia el colectivo enfermerx y ejercer y forzar ese pequeño cambio entre nosotros.

    • Bueno, excelente tu aporte Soledad. Lo bueno de la nota de Javier es que ha disparado reflexiones como la tuya. Muchas gracias. Como dice nuestro subtítulo, si queremos ser la voz de la enfermería, debemos abrir nuestras páginas virtuales a los enfermeros. Gracias por comentar

    • Hola Susana, gracias por leernos y por comentar. Bueno, respecto de tu pregunta, el solo hecho de visualizar y publicar el problema, como lo hizo Javier, es un paso adelante respecto de esta problemática. Habrá que seguir avanzando por el mismo camino y revertir la situación. Saludos!!

  11. Excelente articulo, una reflexcion valida en tiempos de revision de paradigmas. Esta lectura me lleva a pensar que tal vez cuando hayamos construido una identidad alejada de la hegemonia medica podamos corporizarnos en identidades propias, no es casual que repitamos los versus como muy bien titulas los conflictos que se presentan dentro de un nudo disciplinario que repite el conflicto medico. Los terapistas verus cirujanos o clinicos, los hospitalarios versus los de APS Agrego ademas la necesidad de una Colegiatura que nos represente y nos acompañe en cada etapa profesional. Felicitaciones!!!!!!!

    • Hola Liliana, qué gusto que comentes y que opines en nuestra revista digital. Muchas gracias. Si tenés ganas y querés escribir algo de esto, o algun otro tema, como decimos siempre, las páginas de Epidauro están abiertas. Saludos

    • Hola Liliana, un gran gusto visualizar una opinion de alguien que forma una de las piezas mas importantes de mi carrera de enfermero ya que formo parte de mi formacion en esta hermosa profesion.

  12. Hola mis queridos compañeros y colegas. Creo que el tiempo nos trae y nos apropiamos de una mirada mas reflexiva y serena, pero también la sabiduría necesaria para abrir el portal para que
    transiten con toda la luz las nuevas generaciones, todos tenemos nuestro tiempo de aporte masivo, el mio ahora es de acompañamiento y admiración. Si algún día surgiera la inquietud no duden que algo escribiré y gracias por tenerme en tan alta estima. Liliana.

  13. Poner las palabras justas sobre aquello que vemos todos los días, y el mayor versus , somos nosotros mismos , nuestra vanidad, egoísmo . A ponernos a trabajar en borrar las trabas .Buen material Javier , gran aporte las opiniones de los demás colegas .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here